Infraestructura financiada por China en el Sur Global: lecciones del caso del proyecto Brasil-Perú

El 24 de junio el 2022, durante la serie de talleres sobre proyectos de investigación, el señor Leolino Dourado, investigador afiliado al Centro Estudios sobre China y Asia-Pacífico de la Universidad del Pacífico, presentó su investigación titulada “Infraestructura financiada por China en el Sur Global: lecciones del caso del proyecto Brasil-Perú» y los profesores GUO Jie, profesora asociada de la School of International Studies, Peking University y el profesor XIE Wenze, investigador del Instituto de Estudios Latinoamericanos (ILAS) de la Academia China de Ciencias Sociales (CASS) fueron los comentaristas.

El señor Dourado explicó por qué la cooperación Brasil-China-Perú falló en producir un estudio válido de prefactibilidad para el proyecto de ferrocarril transcontinental. Pekín se unió a la iniciativa debido a la estrategia de globalización de China y Brasil buscaba encontrar nuevos caminos de exportación para sus productos de soya. Bajo el acuerdo entre las partes, China Railway Eryuan Engineering Corporation rendía cuentas a China, pero no había términos de referencia formales para el documento aprobados ni por Brasil ni por Perú. CREEC considero que el estudio era suficiente y que deberían empezar a implementar el proyecto. Brasil consideró el estudio finalizado, pero no aprobado. El rechazo brasileño combinado con el abandono peruano significó el fracaso de la cooperación trilateral.

El profesor XIE explicó que los consensos políticos, sociales, medioambientales, de cooperación internacional y económico son clave en este tipo de proyectos. Las consideraciones económicas no debería ser las principales, sino las últimas. Por su lado, la profesora GUO explicó que se considera escéptica con respecto a volver a empezar el proyecto. La salida de Perú del proyecto ya lo había hecho inviable. Sin embargo, desde la perspectiva china todavía discute acerca de este proyecto.

Por último, el señor Dourado explicó que hay cuatro principales lecciones aprendidas de esta experiencia: 1) China y los países receptores deben acordar de manera temprana los detalles del proyecto, 2) las compañías chinas quizás deberían mejorar la calidad de sus estudios de prefactibilidad, 3) los países receptores deben permanecer vigilantes y revisar de manera crítica los estudios de prefactibilidad y 4) el pensamiento de largo plazo sigue siendo importante el desarrollo de este tipo de proyectos cuya racionalidad va más allá de las consideraciones de mercado.​

Contáctenos

    No
    No